domingo, 31 de mayo de 2009

CANDY





Tus ojos me fulminaron aquella tarde
Como un laser bajo aquel cielo azul,
Mi corazón se rompió en mil pedazos
Al comprender aquella luz.

Nuestros sentimientos eran mutuos
Pero el orgullo hablo,
Y nuestro amor quedo enterrado
En lo más profundo de nuestro interior.

¿Vale la pena el orgullo?
Nos preguntamos hoy,
Y a nuestros labios acude
La misma contestación.
* NO *






Un niño se enfrento al mundo
Para poder sobrevivir,
Pasando sobre unos y otros
Para en la cima surgir.

Pasado el tiempo
La cabeza a su pasado volvió,
Y de sus ojos brotaron
Dos lagrimas de dolor.







Alma de cristal
Que se enfrenta sola a la vida,
Que intenta sobrevivir a su existencia
Que lucha incesantemente.
Un alma de cristal propia de un carácter frágil
Pero que ante los hechos de la vida,
No puede luchar contra ella
Y se convierte en un cristal afilado, duro y mortal.
Un alma que comienza pura e inocente
Y que acaba contaminada,
Y afilada a favor de su existencia,
Del sobrevivir, de la ambición y no del amor.

No hay comentarios: